viernes, 6 de marzo de 2015

AJONJOLÍ


El ajonjolí, también llamado sésamo, es la semilla de la planta Sesamum Indicum. Se utiliza principalmente para hacer aceite. Es originaria de África e india y llegó a América por medio de los esclavos. Contiene proteínas y aminoácidos esenciales, así como también fitoestrógenos, cuyas propiedades son antioxidantes y anticancerígenas. También tiene un alto contenido de hierro, fósforo, magnesio, calcio y zinc.
El ajonjolí tiene muchas propiedades curativas y preventivas de enfermedades. Ayuda a disminuir el colesterol en sangre por la presencia de Omega 3 y 6 en la semilla. Además, previene el agotamiento mental y físico, la pérdida de memoria y la impotencia masculina.
Es un buen alimento para combatir el estrés, la depresión, el insomnio y otros problemas del sistema nervioso. Sus altos contenidos de calcio,  hierro y zinc lo hacen recomendable para las personas con anemia y por contener fibra es un buen regulador intestinal.
Las semillas de ajonjolí se pueden ingerir en platos fríos o calientes. Agregados a las ensaladas, salsas, carnes, pastas, dándoles  un sabor y una textura diferentes además del efecto benigno para la salud.
Se recomienda comer las semillas de sésamo sin cáscara o un poquito tostadas. No se recomienda cocinarlas demasiado ni su consumo en caso de diarrea.
Algunas recetas con ajonjolí:
 
TAHINE
1 taza de semillas de ajonjolí
Agua
Sal
Es bastante sencillo preparar esta pasta de ajonjolí llamada tahine. Se debe comenzar tostando las semillas a fuego bajo, durante 5 -10 minutos, en horno o sartén. Una vez que estén levemente doradas (sin que exploten) se colocan en el molinillo que se vaya a emplear y se muelen. Se añade  agua poco a poco. La consistencia debe ser cremosa y hasta algo espesa, sin llegar a ser líquida. Añada poca sal.

HORCHATA
1  taza de semillas de ajonjolí
4  tazas de agua
1/2   taza de azúcar
1  cucharadita de vainilla
Para preparar esta bebida refrescante, se comienza por tostar las semillas, con las mismas recomendaciones que para el tahini, a fuego bajo sin que se quemen o se tuesten de más porque esto afecta el sabor. Una vez tostadas se llevan a la licuadora con el agua, el azúcar y la vainilla y se procesa hasta que el agua se vuelva blanca (1 o 2 minutos). Colar y refrigerar. Se sirve bien frío.

PIZZA CON AJONJOLÍ
2 ½ tazas de harina
1/3 taza de germen de trigo
2 cucharadas de ajonjolí
1 cucharada de levadura seca
½ taza de agua tibia
3 cucharadas de aceite
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar
1 huevo
Disolver la levadura en el agua tibia con el azúcar, dejar espumar y añadir aceite, sal, huevo, ajonjolí, revolviendo bien antes de agregar el germen de trigo y la harina. Mezclar bien hasta obtener una pasta suave. Amasar hasta que esté elástica. Rociar un poco de harina por encima, tapar y dejar crecer al doble. Amasas y golpear un poco  antes de extender y colocar en el molde ligeramente engrasado. Punzar con un tenedor y poner al horno caliente por 10 minutos antes de rellenar. Colocar el relleno de su preferencia y terminar el asado hasta que dore y se derrita el queso. 

ENSALADA DE LECHUGA CON AJONJOLÍ
1 lechuga
1 tomate grande
1 cebolla blanca pequeña
1 pepino cohombro
1 puñado de ajonjolí
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de vinagre balsámico
Sal y pimienta
Tostar el ajonjolí. Lavar y desinfectar bien los vegetales. Pelar, sacar las semillas y cortar en gajos el tomate. Pelar, sacar las semillas y cortar en rebanadas finas el pepino. Cortar la cebolla en julianas finas. Cortar la lechuga con la mano en trozos pequeños. En una ensaladera juntar todos los ingredientes y sazonar con la vinagreta hecha con el aceite, vinagre, sal y pimienta. Espolvorear con el ajonjolí tostado.

1 comentario:

  1. Excelente para la salud, sobre todos a las personas que tenemos problemas con el colesterol HDL

    ResponderEliminar